Ixtapa y Zihuatanejo e ofrecen vibraciones muy diferentes: vacaciones de aventura y con recreación al aire libre

Una encantadora bahía protegida en la costa del Pacífico del estado de Guerrero era el hogar de un pequeño pueblo de pescadores llamado Zihuatanejo.

En náhuatl, el idioma de los aztecas, Zihuatanejo significa “Bahía de mujeres”.

Este era un paraíso hermoso y tranquilo por lo que en la década de los 70’s, FONATUR eligió la línea costera justo al noroeste de este lugar para desarrollarse como un área turística.

Al igual que otros destinos de playa populares en México, como Cancún, Los Cabos y Huatulco, Ixtapa fue diseñado teniendo en cuenta la conveniencia de los turistas.

El hermoso tramo de costa se construyó con una serie de complejos turísticos, se crearon dos campos de golf y un puerto deportivo, así como una pequeña área comercial para albergar tiendas y restaurantes.

Ixtapa y Zihuatanejo están a solo 6 km de distancia, pero ofrecen vibraciones muy diferentes.

Vemos por ejemplo que Ixtapa tiene grandes hoteles y todas las comodidades modernas mientras que Zihautanejo sigue siendo una encantadora ciudad mexicana.

Estas ciudades están ubicadas a lo largo de la Riviera Mexicana a unos 740 km al sur de Puerto Vallarta y 240 km al norte de Acapulco.

Este destino de vacaciones doble es perfecto para los viajeros interesados en vacaciones de aventura y recreación al aire libre.

Ixtapa Zihuatanejo está certificada como una “Comunidad de Cultura de Paz” en asociación con las Naciones Unidas.

En 2010, la comunidad construyó un Monumento al Polo de la Paz como símbolo de su compromiso de luchar por la paz.

En 2015 fue considerado el cuarto destino más popular de México en los Tripadvisor Readers’Choice Awards.

Una vez que has decidido visitar Ixtapa-Zihuatanejo podrás disfrutar de las playas: la playa principal de Ixtapa, El Palmar, ha recibido la certificación de Bandera Azul. Otras playas para visitar incluyen Playa Quieta y Playa Linda, así como Playa Principal y Playa La Ropa de Zihuatanejo.

Podrás también andar en bicicleta a lo largo de la ciclopista, un camino de 8 km diseñado para ciclistas, corredores y patinadores.

Una gran parte de ella atraviesa una zona boscosa donde se pueden ver aves y otros animales salvajes.

También podrás practicar tu swing en cualquiera de los dos campos de golf de 18 hoyos de Ixtapa.

Si amas la vida marina podrás ver la liberación de tortugas marinas, a partir de julio, donde las tortugas marinas (principalmente laúd, golfina y carey) comienzan a llegar a las playas de Ixtapa y Zihuatanejo.

Los huevos se recogen y se colocan en áreas protegidas hasta que nacen, luego serán cuidados y liberados en el océano.

Puedes incluir en tus visitas el hacer una excursión de snorkeling a la isla de Ixtapa. A solo diez minutos en bote desde la Playa Linda de Ixtapa, te llevan a una pequeña isla boscosa con cuatro playas tranquilas donde podrás observar la vida submarina.

Visita también el sitio arqueológico de Xihuacan, (anteriormente llamado Soledad de Maciel), ubicado a solo 45 minutos en auto de Ixtapa-Zihuatanejo.

En cuando al hospedaje, no hay de qué preocuparse. Hay una gran cantidad de hoteles en Ixtapa todo incluido, resorts y por supuesto en Zihuatanejo, tendrás una gama amplia para elegir.

Otro de los puntos que favorece este par de destinos es su deliciosa propuesta gastronómica, muchos de los hoteles tienen excelentes restaurantes.

Si deseas aventurarte fuera del complejo, puedes probar Nueva Zelanda en Plaza Kiosko de Ixtapa, que (a pesar de su nombre) ofrece auténtica comida mexicana, buenos desayunos y opciones de jugos de fruta fresca.

Para la cena, echa un vistazo a los restaurantes en el puerto deportivo de Ixtapa, hay varios buenos restaurantes con un ambiente romántico o divertido, dependiendo de lo que estás buscando.

La Sirena Gorda en Zihuatanejo tiene deliciosos tacos de pescado, ceviche y otras especialidades locales.